Consigue que tu nevera dure más y funcione mejor

La mayoría de la gente no cae en que la nevera es un electrodoméstico clave para que nuestra vida sea fácil. ¿Has estado algunos días sin que te funcione la nevera o el congelador? Imagínate lo complicado que debía ser gestionar las comidas hace 70 años. Por eso vale la pena saber como cuidar nuestros electrodomésticos y, sobre todo, hacer un buen mantenimiento a nuestras neveras.

Consejos rápidos para el mantenimiento del refrigerador

Consultar el manual de usuario. Las neveras suelen traer libros de instrucciones que parecen enciclopedias, ya lo sabemos. Pero en ellos encontrarás instrucciones de cuidado y colocación de piezas. Es importante estar familiarizado con ellos.

Coloca la nevera en un área de temperatura estable y con ventilación. Los cambios extremos de temperatura alrededor del aparato harán que el motor tenga que trabajar más de lo normal, y esto no suele ser una fuente de problemas futuros. Puede parecer que el frío ayuda pero las neveras están preparadas para mantener el frío dentro y no fuera. Además, la maquinaria como las bobinas del condensador o el motor producen calor y precisan de una correcta ventilación, por eso es interesante que exista un mínimo espacio para que nuestra nevera pueda respirar.

Revisa la temperatura interna regularmente. Si tu nevera tiene un termostato, revisa que la temperatura interna se mantenga constante. Si la tempera fluctua mucho debes hacer que te lo revisen antes de que se convierta en un problema mayor.

Revisa las gomas de junta de las puertas. Esa goma es el sello que garantiza que el aire frío permanezca dentro y el aire caliente fuera. Si esta goma está dañada o rota, tendrás fugas y el el funcionamiento se verá afectado. Una junta rota puede generar más consumo de energía y un sobreesfuerzo de la maquinaria, con su posible afectación a medio plazo.

Mantén tu nevera o congelador limpio. Se pueden limpiar fácilmente con un trapo húmedo y un poco de jabón de cocina. Asegúrate de que no queden esquinas sin limpiar y repasa también el exterior y las juntas. Los congeladores suelen acumular escharcha al cabo del tiempo y se debe descongelar periódicamente para poder eliminar el exceso. También puedes utilizar ambientadores especiales para quitar malos olores que hayan dejado los alimentos.

No tengas la nevera vacía durante mucho tiempo. Para que la temperatura se mantenga estable y el consumo de energía sea correcto, deberás tener la nevera siempre llena hasta la mitad. Piensa que está diseñada para estar mínimamente llena.

Mantenimiento de arcones congeladores

Los arcones congeladores no tienen descongelación automática, por lo que tendrás que hacerlo manualmente. Lo mejor es hacer esto al menos una vez al año, o cada vez que se haya acumulado media pulgada de escarcha en las paredes. Estos son los pasos básicos para descongelar su arcón congelador:

  • Retira toda la comida.
  • Desenchufa el congelador o apaga el termostato.
  • Nunca raspes el hielo.
  • Desconecte el drenaje una vez que todo el hielo se haya derretido.
  • Espera a que el congelador se seque por completo.
  • Vuelve a encenderlo.
  • Vuelve a introducir los alimentos cuando la temperatura vuela a estar en los -18 gados Celsius.


Mantenimiento de congeladores verticales

Algunos congeladores verticales tienen un ciclo de descongelamiento automático que generalmente ocurre dos veces al día y elimina la escarcha de los serpentines. Esa agua se va vertiendo en un bandeja en la parte inferior de la unidad. Normalmente el agua se evaporará, pero se debe revisar periódicamente que no se esté acumulando. Que el agua se quede acumulada puede ser perjudicial tanto para el correcto funcionamiento del congelador como para la salud. Si existe acumulación de líquido será un síntoma de que algo no funciona correctamente y deberás hacer que lo revisen.

Si tu congelador vertical requiere descongelación manual, o si se ha acumulado media pulgada de hielo en las paredes, deberá seguir los pasos descritos en el arcón congelador. Retira todos los alimentos del congelador, apágalo, deja que el hielo se derrita por sí solo, vuelve a encender el congelador y vuelve a colocar los alimentos una vez que la temperatura haya vuelto a la normalidad.

Trucos de limpieza para expertos

También debes limpiar el polvo y la suciedad de las bobinas de la nevera y del ventilador de refrigeración al menos una vez al año. Si permites que se acumule, toda la maquinaria tendrá que trabajar más y usar más energía para mantenerse fresca. Desconecta la unidad y luego usa un cepillo y una aspiradora para eliminar el polvo, la suciedad y otros desperdicios que se hayan acumulado. Es mejor no usar aire condensado para soplar el polvo, ya que esto puede hacer que las motas de polvo se amontonen más en el interior, causando obstrucciones y alojándose en el ventilador.

Esperamos que esta guía lo ayude a cuidar su arcón o congelador vertical. ¡Para obtener más información, también puede consultar nuestra guía de mantenimiento del refrigerador en el blog Protección completa!

Encuentra la mejor nevera de 2022